domingo, 20 de diciembre de 2009

carta a un amigo

No puedo darte soluciones para todos los problemas de tu vida, ni tengo respuestas para tus dudas o temores; pero puedo escucharte y buscarlas junto contigo.
No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro; pero cuando me necesites estaré junto a ti.No puedo evitar que tropieces. Solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.
Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos; pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz. No juzgo las decisiones que tomas en la vida. Me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides.
No puedo trazarte límites dentro de los cuales debes actuar; pero sí te ofrezco el espacio necesario para crecer. No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te parta el corazón; pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo. No puedo decirte quién eres, ni quién deberías ser. Solamente puedo quererte como eres y ser tu amigo. En estos días oré por ti. En estos días me puse a recordar a mis amistades más preciosas. Soy una persona feliz: tengo más amigos de lo que imaginaba. Eso es lo que ellos me dicen, me lo demuestran. Es lo que siento por todos ellos. Veo el brillo en sus ojos, la sonrisa espontánea y la alegría que sienten al verme. Y yo también siento paz y alegría cuando los veo y cuando hablamos; sea en la alegría o sea en la serenidad.
En estos días pensé en mis amigos y amigas y entre ellos, apareciste tú. No estabas arriba, ni abajo, ni en medio. No encabezabas ni concluías la lista. No eras el número uno, ni el número final. Lo que sé es que te destacabas por alguna cualidad que transmitías y con la cual desde hace tiempo se ennoblece mi vida. Yo tampoco tengo la pretensión de ser el primero, el segundo o el tercero de tu lista. Basta que me quieras como amigo.
Entonces entendí que realmente somos amigos. Hice lo que todo amigo; oré, y le agradecí a Dios que me haya dado la oportunidad de tener un amigo como tú. Era una oración de gratitud, porque tú le has dado valor a mi vida.

JORGE LUIS BORGES

8 comentarios:

  1. Nunca lo había leido, es genial!
    Sobre todo el principio..."No puedo darte soluciones para todos los problemas de tu vida, ni tengo respuestas para tus dudas o temores; pero puedo escucharte y buscarlas contigo." Me encanta!
    Muuá!Tq!

    ResponderEliminar
  2. verdad?? lo he encontrado hoy "navegando" por intenet..XDXD ajajaja me ha encantado y me he dicho.. va a ser lo primero que publique..!:D
    tQ!

    ResponderEliminar
  3. tienes que ver esta peli: http://www.tudou.com/programs/view/r0q3vzY2sK8/

    te va a encantar, es Emma, de Jane Austen, pero en versión moderna (años 90, Beverly Hills)!

    ResponderEliminar
  4. tiiaa ya la he vistoo!!bueno la vi hace mazo...!la verdad esq me gustó :)aunq es un poco raro lo del hermanastro..:S!y nose xo no me parece que se parezca muxo a la emma de jane austen!

    ResponderEliminar
  5. jajajjaja tiene cosas parecidas! la chica q llega nueva es cmo la chica esta a la q emma prentende "cambiar" y conseguirle marido, el serñor martin es el rubito friki, la negra q es como la señora watson(su anterior institutriz),el gay q es cmo el señor Churchill, el chico del ppio con el q quiere juntar a la nueva y resulta q le gusta ella es cmo elton, el hermanastro cmo el sr Knigthley, jane fairfax cmo la peliroja esa..si tia,si se parece xDD

    ResponderEliminar
  6. aajajaja pero la prota no intenta juntar parejas" como hace emma!! nose... ajajajaj es una peli extraña.. tendre que hacer una breve disertacion sobre las peliculas y sus finales..!! ajjajajajaajjaa XDXDXD

    ResponderEliminar
  7. Luis Miguel16/2/10 22:47

    Me quedo con esta frase:

    No eras el número uno, ni el número final. Lo que sé es que te destacabas por alguna cualidad que transmitías y con la cual desde hace tiempo se ennoblece mi vida.

    Gracias por ser como eres!!!

    UN beso!!

    ResponderEliminar
  8. Muchas gracias luismii, eres un sol. 1 beso

    ResponderEliminar