martes, 12 de octubre de 2010

=)


Simple. Todo es más simple de lo que creemos. Nos hacemos ideas en la cabeza que no son, ideas que no tienen pies con cabeza e idealizamos las cosas porque esperamos que no sean de otra manera de como las imaginamos.
Las cosas son complicadas porque queremos que lo sean, porque en el fondo nos gusta el drama, nos gusta pasarlo mal, nos hace sentirnos vivos y no nos damos cuenta de que esa vía, no es la correcta.
La vida debería ser más simple, y nosotros deberíamos concienciarnos.
Hay veces que la vida no nos deja estar tranquilos y ocurren cosas malas, o desgracias, pero cuando no ocurren esas cosas y nos sentimos tristes es porque queremos sentirnos así, porque en el fondo nos gusta el drama.
Puede darse el caso de que estemos tristes y no querer estarlo. Entonces yo me pregunto... ¿qué motivo hay entonces de estarlo? ¿porque no estar contentos si no ocurre nada que nos deprima? la respuesta es simple: nos gusta el drama.

Dramatizamos las cosas porque nos gusta estar hechos un lio y en esos momentos nos gustaría estar tranquilos y nos gustaría que todo fuese perfecto. Y cuando por fin lo conseguimos,esa perfección es efímera y siempre ocurre algo, se dice algo, o se hace algo que da la vuelta a las cosas o nosotros lo damos la vuelta, alegando que nunca pudo ser perfecta esa situación.
Desgraciadamente, esta práctica es mayoritariamente usada por el sexo femenino y odio tener que admitirlo pero en eso los hombres son más inteligentes. No dan vueltas a las cosas ocho mil veces, ni repasan las cosas una y otra vez para comprobar que nada se les escapa, ni mucho menos fantasean con una vida perfecta (o no tanto como nosotras ..xD)
Nos gusta el drama y muchas veces se nos olvida que la vida es más simple de lo que nosotros pensamos y que podríamos ser más felices...
Quien iba a pensar que todo, en el fondo, es más simple de lo que parece? :) sorprendéos, lo es.