domingo, 5 de diciembre de 2010

My dear, this things are life


Las etapas de la vida se rigen por signos externos a nosotros o bien por signos internos. En la mayoría de los casos, nosotros somos conscientes de éstos.
Las decisiones que tomamos suelen ser importantes y algunas de esas son las que cambian nuestra vida, otras son errores, otras obligaciones y otras aciertos.

Lo difícil es saber tomar las decisiones adecuadas.
A veces sabes al instante si son adecuadas o no, a veces solo puedes imaginarlo, y otras no lo sabes hasta que no pasa un tiempo y es entonces cuando descubres si lo fueron o no.

La vida es constante cambio. ¿Por qué aferrarse a algo que sabes que no va a cambiar? quizás no sea necesario aferrarse a algo que nunca va a cambiar. A veces el cambio es bueno.
Una vez hablaba con un amigo sobre que las personas nunca son las mismas a lo largo de la vida. Simplemente cambian, adoptan nuevos hábitos, nuevos gustos. Es decir que ¿El cambio ,en el fondo, es la única constante? ¿O hay cosas que no cambian?

Hay un juego al que a veces juego mentalmente y consiste en intentar adivinar la vida de las personas. Las personas del metro. Es interesante porque ves a mucha gente, gente de todo tipo. Intento imaginar a qué se dedican, cuántos hijos tienen, los problemas que pueden tener...etc. Luego te vas fijando y ves que muchos pasajeros van contigo todos los días, reconoces sus caras, les conoces. No conoces sus historias pero sí las que te has imaginado. Es un juego raro, lo sé. Quizás ellos han pensado cosas parecidas, o no.

Las mejores etapas son aquellas que te sorprenden para bien. Aquellas que suponen una mejora notable en tu vida, aquellas en las que te pierdes y te vuelves a encontrar. Aquellas en las que conoces un poco más a tus amigos y en las que conoces a gente inesperada e increible. Aquellas en las que descubres cosas que te hacen aprender y crecer.
=)=)=)=)=)=)

http://www.youtube.com/watch?v=WD4abb1v1Cs
"mientras tanto he puesto todo por saber"

2 comentarios:

  1. huum.. veamos.."¿Por qué aferrarse a algo que sabes que no va a cambiar?" Precisamente nos aferramos inconscientemente a esas cosas que sabemos que no van a cambiar porque nos dan seguridad y si éstas cambian puede que lo hagan de algún modo, pero personalmente creo que la esencia nunca cambia. Así que sí, pienso que hay cosas que no cambian, sean buenas o malas. :)

    En cuanto al juego, he jugado alguna vez cuando he ido contigo en el metro y también me ha pasado lo de conocer de vista a personas desconocidas que coinciden contigo casi todos los días en el metro.

    Sin embargo, creo que las mejores etapas de tu vida no sólo son las buenas sino también las malas, pero solo sabemos apreciarlas y cuando pasan esos momentos horribles y entonces es cuando nos sorprenden para bien. Te puedes perder de muchas formas y siemre, tarde o temprano, terminarás encontrándote. (esto ya lo hablamos el otro día xD )
    great!

    p.d. Me gusta la foto!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que tienes razón, en tu último párrafo lo dices, buenas o malas etapas,las que te hacen perderte o encontrarte , a la larga sabes apreciar las cosas buenas que te hayan aportado. (sí, lo hablamos el otro día! jajaja)

    Y sí!! hemos jugado a ese juego tu y yo varias veces! jajajajaja

    Respecto a lo de los cambios, tras una reflexión sobre el tema, he llegado a la conclusión de que puede que tengas razón con lo de la esencia, pues una cosa y su naturaleza no van a cambiar. Pueden cambiar tus hábitos, tu forma actuar o gustos, pero en esencia, eres el mismo. Puede que sí haya cosas que no cambien y que sean para siempre.
    Gracias!!

    ResponderEliminar